Cabecera Ángela Ponce Mis universo

Ángela Ponce, Impacto social, cultural y generacional.

Ángela Ponce …. Impacto social, cultural y generacional.

En los últimos meses hemos visto una gran cantidad de personas hablando de Ángela Ponce. Los comentarios homofóbicos, transfóbicos, y las opiniones divididas, no se han hecho esperar. Pero… ¿Porque? Básicamente, por tener la “osadía” y valentía de ser la primer mujer transexual en participar en Miss Universo. Pero ¿Qué hay detrás de su participación?

¿Qué impacto cultural, social, y generacional tuvo la participación de Ángela Ponce en Miss Universo?

Pues bueno… Hoy en día el mundo en el que vivimos, todos y todas podemos tener alguna opinión o comentario de todas las cosas, personas, situaciones que pasan alrededor del mundo. Pero como ya lo hemos dicho anteriormente, antes de emitir una opinión o comentario, debemos pensar que quien lo escucha y lo recibe, no siempre va empatizar con nosotros e invariablemente llegará a impactar en la vida de alguien.

En este caso, lo que hizo Ángela Ponce, no fue solo dar un punto de vista, un comentario, una opinión, sino que trascendió al actuar, situación que en realidad no fue fácil!

Historia de Ángela Ponce

Su nombre de nacimiento es Ángel Mario Ponce. Nació el 18 de enero de 1991 en el pueblo de Pilas, Sevilla. A los 16 años comenzó su tratamiento hormonal y a los 24 se sometió a una vaginoplastía. Terminó la carrera de informática, sin embargo no se ha dedicado a ello.
Ganó el certamen de belleza Miss Cádiz 2015, pero en este momento solo era un pasatiempo. En 2015 participó para el certamen de belleza Miss World Spain del mismo año. Donde abordó la lucha para visibilizar a las mujeres transexuales, pero no ganó, debido a las reglas del certamen. Finalmente después de 3 años, intentó nuevamente, pero esta vez en el certamen de Miss Universo España 2018. Ya que en dicho certamen se admitía desde algunos años atrás a las mujeres transexuales, coronándose como ganadora del mismo el 30 de junio y fue aquí es donde comenzó la odisea.

Ángela Ponce es la primera mujer trans que participa en Miss Universo

Su presencia en este concurso ha levantado la transfobia más cruel posible. Comenzando por sus propias compañeras de certamen como Miss Universo Colombia, que dijo; “Yo creo que un reinado de belleza es para mujeres que nacemos mujeres y creo que para ella también sería una desventaja. Hay que respetarla, pero no compartirlo”. WTF?!! Y por si fuera poco, no podía faltar la transfobia de millones de personas heterosexuales y del mismo colectivo LGBT+.

Y aquí es donde me pregunto: ¿Qué pasa con el mundo y su pensar? ¿Qué pasa con nuestro colectivo? ¿Por qué nosotros mismos, un grupo de personas de por sí ya relegadas, apartadas, señaladas, nos hacemos daño?.
¿Acaso no nos percatamos que al fin y al cabo, es una conquista más de espacios que históricamente se nos han negado, solo por el hecho de ser LGTB+?. Se dio un paso más por la inclusión, por la visibilidad y en este caso valientemente alzó la voz la comunidad trans, y precisamente por lo que ha conseguido Ángela, es resaltable que (aún sin haber conseguido la corona de MU18) ésta es una victoria indiscutible, innegable e incuestionable, sobretodo teniendo en cuenta que en muchos países como Albania, Birmania o Camboya, aún el cambio de nombre y sexo en los documentos oficiales, no está permitido.

 

También te podría interesar leer: Salir del Closet cuando ya tienes hijos

¿Entonces que ganó Ángela Ponce al participar en Miss Universo?

Sí algo ha hecho Ángela Ponce, es dejar una huella imborrable que ha abierto una brecha importante para toda la comunidad LGBT+ y no solo eso, sino que permite que hoy por hoy, podamos ser incluid@s en lugares donde éramos excluid@s; para que diferentes empresas, escuelas y áreas públicas exista la igualdad y la representación de quienes éramos casi “invisibles”.

Pero lo más importante es que hoy en día, el vernos representados en películas, series, concursos y posiciones de alta jerarquía cómo: primeros ministros, jueces, maestros, senadores, deportistas, etc… No solo nos visibiliza, nos empodera, nos enorgullece, sino que también da pie a la empatía y a la normatividad en una sociedad heteropatriarcal.

Me parece importante cerrar el tema comentando que éste tipo de concursos de «belleza» me parecen innecesarios y con una carga machista y sexista, lo cual no da espacio a la asimilación de la situación de nuestra comunidad, en la sociedad patriarcal y normativa.
Ponce no ganó el certamen, pero ganó la visibilidad que la comunidad trans necesitaba!

Pueden seguir a Ángela Ponce en su Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.